La inclusión en la industria del entretenimiento

Por Lo Salgado

Esta semana volví a ver una de las películas de los 2000s que la gente amó en su momento, y bueno, que sigue amando. Estoy hablando de Almost Famous, esa peli de Cameron Crowe que trata de un adolescente que quiere ser escritor de música y en su camino se hace amigo de Stillwater, una banda de música rock.

Mientras continuaba viendo la película, me daba cuenta de cuántas cosas han cambiado en la sociedad. Me refiero a que, vaya, en la película tres mujeres desvirginan a un adolescente de 15 años básicamente en contra de su voluntad y la gente hoy en día (y debió haber sido desde siempre) no aprobaría para nada esta situación aún estando en un tema romántico e inocente.

Almost Famous (2000)

¿Qué pasa con todas aquellas series y películas que antes amábamos y ahora las vemos con ojos distintos? ¿significa que el cine ha cambiado? ¿que nosotros hemos cambiado? ¿que las cosas ya no son como antes?

Me encontraba tratando de averiguar qué es lo que ha pasado que ahora me fijo un poco más en lo que consumo. Desde que conozco básicamente el feminismo y los temas del #MeToo, así como todo el tema Harvey Weinstein las cosas en la industria del entretenimiento han cambiado dientes pa’ fuera porque seguro siguen ocurriendo injusticias, maltratos y abusos, pero menos (quiero creer).

Eso sí, me he vuelto un poco más analítica si lo que consumo está hecho por mujeres, si vienen de casas productoras independientes o si abordan temas que aún no son normalizados.

Existen muchísimas cosas que han cambiado en el entorno cinematográfico y también del entretenimiento en general. Desde hace unos años atrás hemos visto unos premios Oscar un poco menos racistas, menos machistas y más inclusivos. Vemos más oportunidad en plataformas digitales para poder abordar temas que no eran comunes, y que ahora podemos incluso discutir en familia. Vemos un poco más de diversidad en entretenimiento, y eso es un gran paso.

Hay algunos ejemplos de series y películas que desde mi punto de vista, han hecho bien las cosas y que siento que es muy importante hacerlo hoy para la gente del futuro.

1.- Sex Education y teen series

Me parece increíble lo que está pasando con las series y películas adolescentes como Sex Education, Moxie, Ginny & Georgia ó Dash & Lily. Todas estas series tienen personajes con mucho carácter, heterosexuales, homosexuales, bisexuales, asexuales, con capacidades diferentes, con problemas reales, con historias reales.

Sex Education (2019)

Tocan temas que antes eran tabús o prohibidos por la misma industria por el simple hecho de incomodar. Los personajes en las series actuales tienen un gran valor hoy y en el futuro. Algo que definitivamente quiero que consuma la gente más joven para empezar de ya la normalización de una sociedad más inclusiva. Sin embargo, en el 2020 Netflix ha tenido que cancelar varias series con temas inclusivos.

2.- Disclaimers + Disney Plus

Disney+ es una plataforma en la que puedes ver todo el contenido de Disney así como de Pixar. La primera vez que entré vi un corto llamado OUT y me explotó la cabeza con lo hermosa que es la historia.

Out (2020)

Ellos han colocado todo su contenido en la aplicación inclusive producciones muy antiguas como Los Tres Caballeros. Y han colocado disclaimers en los que comunican que los mensajes expresados anteriormente ya no reflejan los valores de la empresa. Esto marcando el contenido como clásico, más no relevante para las nuevas generaciones. ¡Punto para Disney +!

3.- Empower Woman Movies

Películas como Lady Bird, Wonder Woman, Hidden Figures, Promising Young Woman, The Assistant, Us, ó Assassination Nation tienen ese empower woman en sus protagonistas que te enseña que las mujeres estamos hechas para representar muchísimo más que solo películas románticas. Antes no nos imaginábamos que esto sucedería, que las mujeres tendrían un lugar en una industria predominada por la masculinidad.

Hidden Figures (2016)

Las mujeres no tienen que ser cosificadas, también pueden ser protagonistas fuertes, inteligentes, con emociones y sentimientos.

Y así como estos sencillos puntos, hay muchas directoras y directores que están haciendo bien las cosas, que quieren lo que todos nosotros queremos, entretenimiento cada vez más consciente. ¿Ustedes qué opinan?

¡Comparte este post!

1 comentario

Añade el tuyo

Deja una respuesta